Jugando con la Raspberry Pi – Instalación

Recientemente me han regalado una bonita Raspberry Pi 3 (gracias Carmen, eres la mejor!!!) la cual pondré en funcionamiento sustituyendo a su hermana pequeña como servidor en casa y ya tengo pensado otro uso para mi vieja RbPi1.
Aprovechando que tengo que instalar y configurar todo el tinglado que tengo montado actualmente en la RbPi1 desde cero, he pensado en escribir serie de artículos para ir documentando y explicando todo el proceso. Voy a dar por hecho que ya disponemos de una Raspberry Pi con su correspondiente caja, alimentador de corriente, tarjeta SD, etc.

Los artículos que publicaré sirven para cualquier versión de Raspberry Pi (I,II,III,Zero) aunque lógicamente cuantos más servicios implementemos en la RbPi más recursos necesitará y la 3, obviamente, dará mejor rendimiento que la 1 o la 2, pero tener una RbPi1 no impedirá seguir los artículos, de hecho, actualmente tengo todo configurado en la 1 y funciona bastante bien aunque con un pelín de overclock que detallaré en otro artículo.

 

 

Obtener la imagen del sistema

Lo primero que debemos tener es una tarjeta SD donde instalaremos el sistema. Recomiendo que sea como mínimo de 8GB, y la verdad tampoco es necesario mucho más si vamos a conectar un disco duro USB a la RbPi como ya veremos.

Si accedemos a la web raspberrypi.org, veremos que en área de descargas tenemos varios sistemas disponibles:
Por un lado los mantenidos por raspberrypi.org como NOOBS y Raspbian y por otro los de terceros como pueden ser Ubuntu Mate, Windows 10 (solo para RbPi2 y 3), OSMC, Libreelec, etc.
Salvo Windows que en la misma web de descarga nos indica como realizar la instalación el resto de sistemas se instalan tal y como voy a explicar en este artículo. Así que siguiendo los pasos que indicaré más abajo podéis instalar cualquier distribución de las que hay en la web.

Para esta serie de artículos yo voy a instalar y a usar Raspbian Lite ya que no requiero de entorno de escritorio para el uso que le doy a la Raspberry Pi. Pero se puede conseguir lo mismo usando Raspbian, que brinda un entorno de escritorio completo frente a la versión Lite que hace una instalación básica “pelada y mondada”.

Descargaremos la imagen comprimida en .zip que queramos instalar.

 

Instalación usando dd en GNU/Linux (método frikisdeatar)

Una vez que tenemos la imagen la descomprimimos donde nosotros queramos y conseguiremos un archivo llamado 2017-07-05-raspbian-jessie-lite.img en el momento de escribir este artículo (el nombre puede variar), que corresponde con la versión Jessie de Raspbian, esperemos que pronto salga la versión Stretch.

Actualización 17/08/2017: Ya ha salido Raspbian Stretch por tanto el archivo se llama en mi caso 2017-08-16-raspbian-stretch-lite.img

Actualización 21/09/2017: Hay una nueva versión que corrige algunos fallos. La nueva versión es la 2017-09-07.

 

En GNU/Linux no es necesario instalar ninguna aplicación para grabar la imagen descargada en la tarjeta SD ya que para eso disponemos de dd, pero lo primero es saber que nombre le da nuestro sistema a la tarjeta SD.

Hay varias formas de hacerlo, voy a proponer tres y podréis elegir la que más os guste o más cómoda os parezca:

 

Usando df

Abrimos una terminal y escribimos: (sin introducir la tarjeta SD todavía)

df -h

En la primera columna veremos algo parecido a esto:

Estas son las unidades montadas actualmente. La primera columna nos muestra el nombre y la segunda nos muestra el tamaño. Todas las que empiezan por /dev son dispositivos (devices), /dev/sda es el disco duro y 1,2 y 4 sus particiones, es decir /dev/sda1 es la primera partición y así para el resto.

Introduciremos ahora la tarjeta SD en el lector de tarjetas y esta se montará automáticamente. (Si no se monta usaremos cualquiera de los métodos siguientes fdisk o gparted)

Si lanzamos nuevamente df -h podremos ver que hay una linea nueva con respecto a la anterior consulta. Ese es el nombre de la tarjeta SD y será algo parecido a esto:

La identificaremos por el nombre y por el tamaño, en mi caso 8GB, aunque el nombre puede variar. Debian y derivadas por ejemplo, llaman a las SDs mmcblk, pero es posible que otras distribuciones las llamen como sdb si es el segundo disco o sdc si es el tercero, etc.

Al igual que dije antes, dev indica que es un dispositivo y mmcblk1 sería el nombre de la tarjeta en sí mientras que p1 indica la primera partición. Por tanto:
/dev/mmcblk1 es el nombre de la tarjeta SD como tal
/dev/mmcblk1p1 es el nombre de la primera partición de la SD

Más adelante veremos que esta sutil diferencia es importante.

 

Usando fdisk

Otra forma de saber el nombre de nuestra SD es usando fdisk:

sudo fdisk -l

Veremos algo como esto:

En la primeras linea resaltada en blanco vemos como en mi caso /dev/sda es un disco duro de 500GB y en la siguiente linea blanca muestra sus 4 particiones. En la tercera vemos la tarjeta SD de 8GB /dev/mmcblk1 y en la siguiente su primera y única partición.

Quizá con fdisk se vea más claro lo que he explicado antes:
/dev/mmcblk1 es el nombre de la tarjeta SD como tal
/dev/mmcblk1p1 es el nombre de la primera partición de la SD

 

Usando GParted

Otra forma más gráfica de ver como se llama la tarjeta es con GParted:

Aquí también podemos ver como arriba a la derecha aparece el nombre de la SD /dev/mmcblk1 y en el centro de la partición el nombre de la partición.

Una vez que sepamos el nombre de la tarjeta SD usando cualquiera de los tres métodos descritos más arriba es importante desmontar la tarjeta si está montada en el sistema como vimos al usar df -h. Como vamos a desmontar la partición usaremos el nombre de la partición acabado en p1 si recordamos.

Escribimos en una terminal:

umount /dev/mmcblk1p1

Una vez desmontada copiaremos el contenido de la imagen descargada en ella usando dd.
dd es una aplicación que copia bit a bit independientemente de qué contengan esos bits. Necesitamos indicar 3 parámetros:

  • if – input file: Ruta y nombre de la imagen que vamos a grabar
  • of – output file: Ruta donde vamos a grabar la imagen. La tarjeta SD
  • bs – La cantidad de bits que se van a copiar de una sola vez. Yo suelo usar 4MB y debo decir que copiar bloques de 4MB es considerablemente más rápido que copiar bloques de 1MB

IMPORTANTE:

  • dd lo que hará será grabar bit a bit el contenido de la imagen de Raspbian en la tarjeta sin tener en cuenta las particiones, por tanto es importante usar aquí el nombre de la SD y no el de la partición.
  • Cuidado de no equivocarse con las rutas if y of ya que podemos grabar otra cosa o peor aún borrar otra cosa que no sea la tarjeta SD. Mejor usar rutas absolutas.

TIP: A la hora de auto completar nombres y rutas el tabulador es tu amigo.

 

En vista de todo esto, escribiremos:

sudo dd if=/ruta_imagen/2017-07-05-raspbian-jessie-lite.img of=/dev/mmcblk1 bs=4M; sync
sudo dd if=/ruta_imagen/2017-08-16-raspbian-stretch-lite.img of=/dev/mmcblk1 bs=4M; sync

La orden sync al final lo que garantiza es que se ha vaciado el buffer de escritura y es seguro retirar la tarjeta SD.

No veremos ninguna barra de progreso ni nada. Sabremos que ha terminado cuando volvamos a ver el prompt parpadeando.

En este momento podremos sacar la tarjeta SD que estará lista para insertarla en la Raspberry Pi y usarla.

 

Instalación usando Etcher en GNU/Linux en Windows (método rápido y aburrido xD)

Si no nos ha gustado el comando dd o estamos en un entorno Windows, podemos usar la aplicación OpenSource Etcher descargando de aquí la versión correspondiente a nuestro sistema (hay versión portable para Windows).

Una vez descargada basta con abrirla, no hay que instalar nada. En GNU/Linux nos preguntará si queremos añadir un acceso directo en el menú de aplicaciones pero no es necesario. En Windows no nos pregunta nada, aunque puede tardar en abrirse dependiendo de la potencia de nuestro pc.

Tan solo tenemos que seleccionar la imagen (podemos seleccionar directamente el .zip con la imagen sin descomprimir). En mi caso la tarjeta SD se seleccionó automáticamente, pero es buena práctica asegurarse siempre de que es la unidad correcta. En Windows nos fijaremos que la letra de la unidad seleccionada coincide. Si pasamos el ratón por encima nos dirá el nombre o letra de la tarjeta.

Una vez todo preparado todo, pulsamos Flash! y a esperar (es bastante rápido).

Una vez finalizado el proceso tendremos la tarjeta lista para usar, lista para ponerla en la Raspberry Pi, conectarle todo lo que vayamos a necesitar (HDMI, teclado, ratón, etc) y encenderla.

Nota: Aunque es normal que nos vayamos al método fácil y rápido, sobre todo si no conocemos GNU/Linux, recomiendo que si no conocéis GNU/Linux al menos os leáis los pasos para averiguar el nombre de la tarjeta SD, ya que es algo que usaremos en más de una ocasión.

 

Por último decir que en Windows también disponemos de la herramienta Win32DiskImager que podemos descargar de aquí.

Una vez descargado su uso es tan sencillo como seleccionar la unidad donde está nuestra SD, seleccionamos la imagen que vamos a copiar y pulsamos en Write y listo, a esperar.

 

En el próximo artículo empezaremos haciendo unos pequeños retoques a la configuración y conectando un disco USB externo.

 

Saludos linuxeros.

 


Serie Jugando con la Raspberry Pi:

Jugando con la Raspberry Pi – Instalación
Jugando con la Raspberry Pi – Configuración Inicial

2 comentarios en “Jugando con la Raspberry Pi – Instalación”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *